Proyecto de Editorial Agricola

logo conocer la agricultura
Día de Acción de Gracias

LAS TRES HERMANAS Y EL ORIGEN AGRÍCOLA DEL DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS.

Todos sabemos de qué va esto del «Black Friday» y el Día de Acción de Gracias. Son festividades ajenas a nuestra cultura, pero las hemos adoptado como nuestras.

Vamos a contaros el origen de estas celebraciones y por qué tienen un origen agrícola.

Día de Acción de Gracias.
The First Thanksgiving, painting by Jean Louis Gerome Ferris. La escena es una versión idealizada, históricamente nada rigurosa. Los indios están vestidos como indios de las praderas (que sí llevaban tocados de plumas) y no se hubieran sentado en el suelo. Los peregrinos tampoco vestían así.Fuente: DP. Wikimedia Commons

Un día para estar muy agradecido

Esta festividad conmemora los tres días que los peregrinos y los indios de la tribu Pawtuxet celebraron la primera cosecha de los «recién llegados».

Tras llegar a la bahía de Massachussets en 1620, después de una travesía complicada de 66 días, los 102 Padres Peregrinos (conocidos por los estadounidenses como los «Pilgrim Fathers») tuvieron que pasar su primer invierno a bordo del barco. Muertos de hambre, enfermos de escorbuto, neumonía o tuberculosis, y expuestos a la congelación, cerca de la mitad de los viajeros no superaron aquel invierno.

En primavera se atrevieron a mudarse a tierra firme, pero apenas tenían experiencia agrícola, y menos en un lugar tan distinto a su Inglaterra natal. Lo iban a tener difícil para asentar su primera colonia.

Gracias a la hospitalidad de los nativos

Tuvieron suerte, los indios nativos eran amigables y además, para su sorpresa, hablaban inglés. Uno de ellos era Squanto, que fue capturado por un barco inglés y vendido como esclavo en 1614. Aprendió a hablar el idioma y se las ingenió para volver a América en una expedición exploratoria. A su vuelta, cinco años después, encontró una tribu diezmada por las enfermedades que habían traído los europeos. Conocía la cara menos amable de los blancos, y aún así decidió ayudarles.

Squanto enseñó a los colonos cómo cultivar el maíz, extraer la sabia de los arces, pescar en los ríos e identificar las plantas venenosas. También les ayudó a crear alianzas con una tribu local, los Wampanoag, que duraría más de cincuenta años y ha pasado a la historia como el único ejemplo de relación armónica entre los colonos europeos y los nativos americanos, tal como cuentan en esta página.

Las tres hermanas: las ventajas del trabajo en equipo

Antes de que llegara la ayuda indígena, los peregrinos intentaron cultivar, con poco o ningún éxito, centeno, cebada, trigo y algunas hortalizas autóctonas inglesas. Pero el suelo poco profundo, arenoso y pedregoso, no se parecía en nada al suelo del sur de Inglaterra, profundo, fértil y fácil de arar.

Los nativos americanos sabían cómo sacar el máximo provecho a sus tierras y compartieron sus conocimientos con los peregrinos. Cultivaban de forma conjunta maíz, calabaza y judías; una estupenda combinación en suelos pobres y arenosos, a los que les cuesta retener el agua y los nutrientes.

La calabaza, el maíz y las judías cuando se cultivan juntas son "las tres hermanas"
La calabaza, el maíz y las judías cuando se cultivan juntas son «las tres hermanas». Fuente: Michael Charron-Plante /CC BY 2.0. 

Asociación de cultivos

Las judías, al ser leguminosas, fijan el nitrógeno del aire con la ayuda de los microorganismos del suelo. El maíz proporciona el soporte para que las judías trepen buscando la luz y las hojas de la calabaza cubren el suelo, manteniéndolo húmedo y con las malas hierbas bajo control.

Gracias a esta asociación de cultivos los indios iroqueses tenían asegurado un suministro de nutrientes equilibrado: el maíz aporta carbohidratos, las judías proteínas y la calabaza vitaminas, minerales y fibra.

variedades de maíz
Las tres hermanas una vez cosechadas. Ellas, y los indios que conocían sus secretos, permitieron sobrevivir a los peregrinos. El maíz tiene los granos de colores, tal como eran las variedades originales. Fuente: Farm Project.

La primera de cena llegó en 1621 tras la cosecha en agradecimiento a Dios por la abundancia de la producción en el Nuevo Mundo. Los colonos tuvieron ese gesto de agradecimiento con los indios al haberles enseñado estos últimos las técnicas para cultivar maíz y cazar. Sin los indígenas no habrían sobrevivido.

Con el paso del tiempo, lo que terminó convirtiéndose en Acción de Gracias se extendió por más colonias y estados americanos. En 1817, Nueva York adoptó este día como festividad nacional, aunque no fue declarado de forma oficial día festivo hasta 1863.

Estos indios, además de conocer la asociación de cultivos, utilizaban cenizas de madera y los restos de peces como fuente de minerales y compuestos orgánicos, es decir como fertilizantes.

El Día de Acción de Gracias, sigue siendo un día de fiesta donde las familias estadounidenses se reúnen para compartir los frutos de una abundante cosecha y para dar gracias a Dios por sus bendiciones en sus tierras.

Otras entradas que te podrían interesar:

comparte en tus redes sociales

te puede interesar

Ir al contenido