Proyecto de Editorial Agricola

logo conocer la agricultura
El sector primario es responsable de algo menos de una cuarta parte de las emisiones antropogénicas de Gases de Efecto invernadero.

¿QUÉ HEMOS HECHO NOSOTRAS PARA MERECER ESTO?

El Cambio Climático, que ya está alcanzando el nivel de Emergencia Climática, está en boca de todos. La agricultura y la ganadería están en el punto de mira por el impacto que tienen en el medio ambiente. 

Del mismo, estas actividades económicas aportan grandes beneficios. Es más, generan paisaje, mantienen ecosistemas y fijan población, previenen incendios o favorecen el aumento de la biodiversidad.

La ganadería es clave para la seguridad alimentaria y la agricultura es imprescindible para la alimentación mundial. Habrá que encontrar el equilibrio para que estas actividades sigan en marcha.

 

 

Datos consumo de carne en España en 2018

El consumo de carne suele ser el centro del debate en las discusiones climáticas. Ahora bien, ¿Cuánta carne de ternera consumís a la semana?, ¿y de cordero?, ¿ y de pollo o de cerdo?

Por si no lleváis la cuenta, os dejamos las cifras de 2022 de los hogares españoles.

Datos consumo carne hogares españoles 2022

Esto en España, en el resto de Europa y del mundo la cosa cambia.

En esta imagen se puede comprobar cómo ganadería es algo más que vacas. Fuente: FAO.

La ganadería va mucho más allá de las vacas y la cabaña ganadera es muy diferente y desigual en el mundo. Está claro que la emisiones del ganado derivan del metano en ventosidades y los óxidos de nitrógeno en estiércol, en rumiantes con dietas de alto contenido en celulosa. En los países del primer mundo se trabaja desde hace años para mejorar la alimentación animal y facilitar las digestiones.

Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero (GEI)

El Sistema Español de Inventario y Proyecciones de Emisiones a la Atmósfera elabora cada año el Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero por fuentes antropogénicas y su absorción por sumideros. Estos gases son:

  • Dióxido de carbono (CO2).
  • Metano (CH4).
  • Óxido nitroso (N2O).
  • Hidrofluorocarburos (HFC).
  • Perfluorocarburos (PFC).
  • Hexafluoruro de azufre (SF6).

Estos son los datos obtenidos de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), desglosados por sectores económicos en España, para el año 2021.

Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en España en 20221
Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en España en 2021

Informe de evaluación del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático

En el quinto informe de evaluación del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático se recoge toda la información disponible sobre el tema. El sector primario o «agro» (agricultura, silvicultura y otros usos del suelo ) es responsable de algo menos de una cuarta parte de las emisiones antropogénicas de Gases de Efecto invernadero (GEI).

Estas emisiones se deben principalmente a la deforestación y la liberación de estos gases por parte del ganado y un uso inadecuado del suelo. Además hay que añadir los abonos y la quema de biomasa (bosques, pastos o restos de cosechas).

Las distintas instituciones (IPCC, FAO, EPA entre otras) calculan que la contribución del ganado, así en general, a las emisiones de GEI a nivel mundial representan entre el 7 y el 18 % (según el enfoque utilizado para la cuantificación y el tipo de emisiones estudiadas).

Pongámonos en la cifra mayor, que a su vez se tiene que repartir en los gases emitidos por la fermentación del rumen, los que libera el estiércol, los debidos a la producción de pienso y a los cambios en los usos del suelo. 

Descubrimos a veces estos contenidos en las redes sociales. Una marca de bebidas vegetales quiere promocionar su producto a base de avena como alternativa a la leche,. Su argumento de venta es el cambio climático. 

La importancia de leer la etiqueta

Siempre recordamos la importancia de leer el etiquetado de los alimentos que compramos. Si nos fijamos en esta etiqueta de la imagen se puede ver que la bebida vegetal contiene ingredientes de lugares más bien alejados. Considerando que el transporte, a nivel global, aporta en torno a un 15% a las emisiones de GEI pues hay que pensarse bien si comprar este producto «contribuye a luchar contra el Cambio Climático».

Daños colaterales de las fermentaciones

Es imposible reducir la actividad digestiva de los rumiantes. Sus estómagos son reactores biológicos llenos de bacterias. Gracias a ellas pueden aprovechar recursos vegetales difíciles de asimilar.

El problema es que esas bacterias, al alimentarse de vegetales ricos en celulosa, además de nutrientes, también producen metano. Este gas no queda más remedio que Metano que liberarlo mediante discretos eructos. Es cierto que se libera en cantidades importantes (representa nada menos que el 30% de las emisiones de GEI).

Vale que dos tercios de ese metano es responsabilidad de las vacas (recordemos que tienen un rumen de unos 100-150 litros de capacidad). Pero no podemos olvidar que cerdos, cabras o ovejas, por ejemplo, tienen los mismos problemas. 

¿Sabías que, según los datos de 2016 del Inventario Español de Emisiones, la agricultura es responsable directa del 11 % de las emisiones de GEI, del cual más de la mitad (un 6 % del total) corresponde a la cría de animales y la gestión de sus deyecciones?

La solución pasa por disminuir el metano

Dado que la aportación vacuna es importante, no vamos a negar que disminuir parte del metano que emiten ayudaría, y mucho, a llegar a los objetivos de emisión que se marcan los países. La buena noticia es que ya se está intentando, y en cierta manera consiguiendo, paradójicamente gracias a la ganadería intensiva.

En estos sistemas productivos aumenta el uso de concentrados, es decir pienso basados en cereales, con probióticos o incluso seleccionando a las bacterias más eficientes.

Y es que no es lo mismo una dieta a base de hierba (especialmente si está seca), y brotes que otra de pienso, maíz ensilado y alfalfa. La primera contiene proporcionalmente más celulosa, lo que favorecerá a determinadas bacterias y que estas, por cosas de la bioquímica, produzcan más metano y menos ácidos grasos volátiles que son las moléculas que realmente nos alimentan.

¿Sabías que un rumiante pierde entre un 2 y 12% de la energía que consume debido al proceso de fermentación que tiene lugar en su rumen?

¿Eso quiere decir que habría que quitar todas las vacas de los prados y montes porque contaminan más?

De ninguna manera. Es más, las vacas (y ovejas y cabras) que viven en extensivo contribuyen de otra manera a prevenir y mitigar la acumulación de GEI. Se habla mucho de bosques cuando hablamos de cambio climático, pero nos olvidamos de los pastos. Aunque los animales dejen la hierba al ras, también así juega un papel importante en el secuestro de dióxido de carbono. También hay que hablar del  importantísimo papel del pastoreo en extensivo en la prevención de incendios.

Lo que aporta la ganadería en extensivo. Sumidero de CO2

¿Sabías que se ha estimado que los pastos contienen a nivel global 343.000 millones de toneladas de carbono, casi un 50% de lo almacenado en los bosques?

Además, las vacas, ovejas y cabras en extensivo ayudan a conservar la biodiversidad y los paisajes, y son un sustento importante para la población rural.

Sin ganaderos y pastores nada sería lo mismo. Eso sin olvidar que, en muchas partes del mundo representan casi la única opción posible de tener alimento y cierto patrimonio. De hecho, se dice que «quien tiene una cabra, tiene un tesoro».

Otras entradas que te podrían interesar:

comparte en tus redes sociales

te puede interesar

Ir al contenido